Caldo de pollo

El caldo de pollo siempre ha tenido buena prensa. Además de sabernos a gloria bendita en días de mucho frío, desde siempre se ha dicho que servía para curar resfriados, rehacer corazones contrahechos y animar a personas desganadas. En un manual del siglo XVI ya aparece una receta de esas “levanta muertos”:

“Tomad una gallina y matadla. Y luego como la matéis, desolladla, y tiradle todo lo graso, y hacedla pedazos. Y ponedla en una alquitara de vidrio. Y poned con ella cuatro adarmes de nuez moscada, y otros cuatro de canela y de clavos y jengibre cada dos adarmes. Todas estas especias molidas. Y tapad la alquitara con masa, y ponedla al fuego. Y sacad el agua de ella hasta que se espese. Y como se espese, quitar el receptáculo. Y dad esta agua al que estuviere enfermo y sanará.”

Nos vamos a ahorrar lo de matar a la gallina, si no tienen inconveniente. Y a falta de gallina, bueno será pollo, que es lo que tenemos más a mano. Y más que especias, verduras, que le dan un saborcito suave y delicioso. Y aunque en nuestra cocina no tengamos una alquitara (¡que no la vea mi dueña, que se le antoja!) les puedo prometer un caldo de pollo de esos de reconfortar el cuerpo y el alma hecho casi casi por arte de magia.

Ingredientes:

Pollo (mi dueña ha puesto una carcasa, un cuarto trasero y unos trocillos que andaban rondando en el congelador, pero vale cualquier resto, con que tenga algo de molla y hueso).

Un hueso de jamón pequeño

2 patatas pequeñas en trozos grandes

2 zanahorias en trozos

Puerro (sólo la parte blanca)

Apio (una varita con todo y hojas)

2 cucharaditas de sal

3 litros de agua

Preparación:

Poner todo en la olla. Programar 8 horas en bajo. Fin. ¿Es, o no es magia? (Y si las ocho horas son de 12 de la noche a 8 de la mañana… ¡brujería!, te vas a dormir y cuando te levantas la comida hecha).

Se pueden cocer fideos aparte en una cazuelita utilizando el caldo, o tomarse el caldo como si fuera un consomé, claro, consistente y reconfortante. Tanto da, no van a dejar ni un poquito en el plato, se los aseguro.
Pd: Por cierto, lo más maravilloso del asunto es que los tres litros de agua que le metes se los sacas convertidos en delicioso caldo, no se pierde casi nada en la evaporación, así que da para comer hoy y para guardar para otro día.

Anuncios

4 pensamientos en “Caldo de pollo

  1. Sigo todas tus recetas, me encantan, pero una duda, yo cuando fui a ver la olla después de seis horas en bajo para este caldo vi como el agua hervía, es normal?
    Eché un litro y medio de agua.
    Tengo la misma olla que tú, jeje

  2. Esta magia la tengo que probar yo!
    Gracias guapa, fácil, sana, económica a más no poder y rica rica, se le puede pedir más a una receta?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s