Sepia con tinta de calamar

Hubo un tiempo ancestral en que mi dueña no me tenía a su lado. Pobrecilla, qué difícil tuvo que haber sido, ella solita ante los fogones, recién casada, sin habilidad ni maña para cocinar. Y encima su suegra, ay, la buena señora, qué platos más buenos que hacía, de esos de relamerse, de repetir dos y tres veces aguantándose la vergüenza de pasar por glotona. Y uno de ellos era la sepia en tinta de calamar (el porqué no hacía calamares en tinta de calamar es un misterio que se resolvió al preguntárselo hace muy poco: porque le gustaba más la sepia que el calamar, punto pelota).

Anda que no intentó hacerla una y otra vez, enfadada al recordar a su suegra decir  “es muy fácil, no tiene complicación”. Ajajá, muy fácil. La mayor parte del tiempo le salía tan correosa como un chicle. Así que guardó esta receta en el arcón de los recuerdos… hasta que llegué yo.

Y nos hemos llevado una alegría. Ya se sabe que la sepia o se hace poco o se hace mucho, pero nunca a medias porque queda dura. Y como yo no tengo prisa ninguna, pues aquí me tienen, preparando una sepia suave y melosa con muucho sabor, con el mínimo esfuerzo…

Ingredientes

1 cebolla grande en cuadritos

2 sepias grandes (calculen 300-400 gramos de sepia por persona, si es plato único, porque menguan bastante)

Aceite de oliva virgen extra

Perejil

3-4 sobrecitos de tinta de calamar congelada

1 cucharadita de maizena.

Preparación:

Cortar la sepia en cuadritos. Esto lleva bastante trabajo, por lo que la mayoría de las veces mi dueña lo hace con antelación e incluso la deja congelada y lista para usarla.

Mezclar en la olla la cebolla, la sepia y condimentar con perejil. No vayan a poner sal, que la tinta es muy salada, no hace falta.

Programar 3 horas en alto.

A las tres horas verán que aquello parece más un caldo que un guiso. No hay que preocuparse, es que la sepia y la cebolla sueltan mucha agua. Con un cucharón hay que retirar buena parte del líquido, hasta dejar lo justo para hacer una buena salsa.

Añadir la tinta de calamar y la cucharada de maizena, que sirve como espesante. Revolver bien. Yo digo que para kilo y media de sepia valdrán 3-4 sobrecitos, dependiendo de si lo quieren más o menos sabroso.

Programar otra hora en alto y dejar reposar media hora más. Se puede acompañar con arroz blanco frito con aceite en el que se hayan freído ajos.

PD. A la suegra le gustó.

Anuncios

Un pensamiento en “Sepia con tinta de calamar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s