Dorada con pimientos verdes y rojos

Qué calor, dice mi dueña, y eso que soy yo la que sudo la gota gorda 4 o 5 horas haciendo la comida en casa mientras ella puede ponerse delante del ventilado si se le antoja. ¿Qué esperaba? ¡Es verano! Y cuando sea invierno ya estará quejándose de que hace frío, como todos los años…

Aquellos que han oído hablar de mí, pero que no me conocen bien, se imaginan que soy una olla que sólo sirve para hacer pucheros y sopitas, y me juego mi asa derecha a que piensan que en estas fechas mi dueña me mete a una estantería a coger polvo mientras ella se alimenta de bocadillos y ensaladas. ¡Ni soñarlo! En verano la señora de mi casa me hace trabajar más todavía -si esto fuera posible- que en invierno, porque soy tan silenciosa que no le chafo las siestas, y caliento tan poco la cocina que le gano por goleada al horno y la encimera.

Hoy ha sido uno de esos días tórridos de verano en los que el apetito languidece y no dan muchas ganas de hacer una comilona. Por otro lado, no hemos llegado a finales de julio y los grandes resultados de la operación bikini (ajá…) se han quedado en nada tras las sesiones continuas de heladitos y frituras veraniegas. ¿Por qué no un pescadito ligero pero con mucho sabor? Mi señora ha traido unas hermosas doradas de ración que junto con una buena dotación de pimientos verdes y rojos y unos champiñones rescatados del fondo de la nevera han hecho las delicias de los habitantes de esta casa.

Ingredientes:

2 doradas de ración (o las que quepan, depende del modelo de la olla)

2 pimientos rojos y 2 verdes (en nuestro caso, los verdes eran italianos)

Un puñado de champiñones o cualquier otra verdura que se antoje

Sal y pimienta

Harina para rebozar

Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Se pasan por una sartén las doradas salpimentadas y rebozadas en harina, vuelta y vuelta, sólo para que cojan color.

En el fondo de la olla se ponen los pimientos en rodajas grandes y los champiñones en láminas, y se rocía con un chorretón de aceite de oliva virgen extra. Se espolvorea con una poca de sal.

Se colocan las doradas con mucho cuidado sobre la cama de verduras.

Programar 3 horas en alto (el pescado en realidad está hecho en 2 horas, pero es tan caballeroso que puede esperar a que los pimientos estén bien hechos sin perder la compostura).

Se puede acompañar de mayonesa (o mejor, ajoaceite) y arroz blanco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s