¿Pero quién narices es Léntula Crockpot?

Lo más sensato sería decir que soy una recién llegada, pero estaría faltando a la verdad, porque aunque casi nadie en España sepa quién soy -terrible puñalada a mi ego- hace ya más de 10 años que vivo por aquí, perdida en la sección de pequeños electrodomésticos de unos grandes almacenes. Me llamo Léntula Crockpot y pertenezco a la estirpe de las Slowcookers (de las Slowcookers de toda la vida, las de Estados Unidos), una familia de ollas de cocción lenta con gran tradición en la cocina americana (y británica) desde los años 70. Que por qué no se nos conoce allende el ancho océano (o sea, en España) es un misterio que llevo intentando descifrar desde que llegué a estas tierras…

Queda mal que yo lo diga, pero soy un chollo. Barata, eficiente y cumplidora. Una maravilla que hace la comida sin esfuerzo, y que te la tiene lista y calentita para cuando llegas del trabajo o de hacer tus recados por ahí. Y consumo poca electricidad, eh, que eso también hay que mirarlo con esta crisis. Y hablando de crisis, ni te imaginas lo bien que me apaño para que esos cortes de carne baratos queden para chuparse los dedos. Es que a mí déjame un trozo de carne, unas patatas y unas verduritas y no hay quién me gane. Eso sí, soy lenta y no lo puedo negar. Pero tampoco es necesario que te quedes a mirarme cómo trabajo, así que sólo es cuestión de organizarse un poco y luego dejarme a mí la faena.

Pero nada. Nadie me hace caso. Yo que me hacía ilusiones desde que vi que otra tienda, además de los grandes almacenes, empezaba a comercializar las ollas. Y menuda decepción cuando me percaté de que ni siquiera ellos sabían lo que vendían… ¡querían venderme como un hervidor! ¡qué indignación!

Así que me dije, Léntula, necesitas un community manager, que te ayude a darte a conocer entre todas las cocineras del país. Que les enseñe a ahorrar tiempo y dinero mientras cocinan. Que hable de tus virtudes y presente recetas y consejos. Y eso pensé, pero la verdad es que no me alcanzó el presupuesto para contratarlo. Así que le he pedido ayuda a la señora de mi casa para que me ayude a escribir lo que opino. Es maja la mujer. Me ha dicho que sí, pero me quiere trabajando a pleno rendimiento. Qué se le va a hacer, yo hago la comida y ella escribe, que si no, no le da tiempo, con tres hijas la pobre. Y yo he dicho que vale, que soy una buenaza. Y además, de eso se trataba, ¿no?

Bienvenidos a la Cocina de Léntula

Anuncios

Un pensamiento en “¿Pero quién narices es Léntula Crockpot?

  1. Enhorabuena por el Blog. Como usuario de una olla lenta, me pasaba el día experimentando así que no puedo más que agradecer estas recetas tan nuestras y tan ricas
    De nuevo gracias y un abrazo.
    Jose

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s